El automonitoreo

El automonitoreo te da calidad de vida

El tema más importante para controlar la diabetes es el automonitoreo. Revisar nuestros niveles de azúcar en sangre debería ser rutina al menos 3 días a la semana, y ¡muchos de nosotros ni siquiera lo hacemos una vez a la semana!

El automonitoreo consiste en realizar una glucemia, con el fin de conocer nuestros niveles de azúcar.

¿Qué necesitamos para hacer una glucemia?

  1. Glucómetro de buena calidad.
  2. Tiras reactivas.
  3. Lancetas.
  4. Lápiz disparador.

El procedimiento lo podemos realizar en ayunas, después de desayunar, almorzar o cenar  o antes de acostarnos.

Una vez que realizamos que la glucemia podemos tener tres posibles resultados, según Asociación Americana de Diabetes:

Hipoglucemia

Nuestros niveles de azúcar están bajos.

En ayunas: menos de 70mg/dl.

Dos horas después de comer: menos de 70 mg/dl.

Hiperglucemia

Nuestros niveles de azúcar están muy altos.

En ayunas: Más de 125 mg/dl.

Dos horas después de comer: 180mg/dl.

Normal

En ayunas: Entre 70 y 100 mg/dl.

Dos horas después de comer: menos de 140 mg/dl.


En caso de que tengamos una hipoglucemia tenemos que aplicar la regla 15/15, consumir 15 gramos de carbohidratos y esperar 15 minutos.

Los 15 gramos de carbohidratos los podemos encontrar en:

  1. 1 Glucosprint
  2. 1 taza de frutas
  3. 1 Galleta

¿Por qué es importante el automonitoreo?

Los resultados que obtenemos de la glucemia le sirven a nuestro médico o nutricionista, ya sea para realizar ajustes en nuestro tratamiento o plan de alimentación.


¡Recordá hacerte glucemias, es por tu salud!