Los pies y la diabetes

¿Cuál es la relación que tienen los pies y la diabetes?


Los pies y la diabetes Quizás vos sos una de las personas que también se ha alarmado cuando escucha del pie de diabético. La desinformación acerca de la condición es enorme. Pero en Diabetter te vamos a explicar en forma sencilla lo que debés saber sobre el pie de diabético. Así podés controlar muchos factores y evitar las temidas ampollas y/o amputaciones, porque !sí! vos podés prevenirlo.

¿Cuál es la relación de las diabetes y los pies?

Cuando tenemos diabetes, es porque hay exceso de glucosa (azúcar) en la sangre, con estos nuestros vasos sanguíneos y nervios se alteran. Si no controlamos la situación, con el pasar del tiempo, la circulación y la sensibilidad de los pies se ve afectada y provocan úlceras y deformidades.

¿Cómo sé si tengo pie de diabético?

Primero es importante aclarar qué es el pie de diábetico, en palabras sencillas es la infección, ulceración o destrucción de tejidos profundos del pie asociadas con neuropatía o enfermedad arterial periférica en las extremidades inferiores de los pacientes con diabetes, entonces para tener pie de diabético son necesarias dos condiciones (1) tener diabetes y (2) tener una úlcera, afectación en las arterias o nervios, si no cumplimos con eso, no tenemos pie de diabético.

¿Qué es lo que le pasa al pie?

El pie pierde sensibilidad (desgaste de los nervios), por lo cual si tenemos una cortadura, una llaga o una ampolla no vamos a sentirlo, y esto afecta el proceso de curación  y sanación.

¿A quién debo recurrir si tengo pie de diabético?

El endocrinólogo es el indicado para tratar todo lo referente a las glándulas y secreciones de las hormonas. También te recomendamos visitar a una nutricionista porque ella te ayudará con la alimentación para que mantengás tus niveles de azúcar en sangre, lo más controlados posibles.

El pie pierde sensibilidad (desgaste de los nervios), por lo cual si tenemos una cortadura, una llaga o una ampolla no vamos a sentirlo, y esto afecta el proceso de curación y sanación.

Recomendaciones para el pie de diabético

- Comer de manera balanceada para mantener los niveles de azúcar bajo.

- Realizar ejercicio.

- No andar descalzo.

- Revisarse constantemente los pies para asegurarse de no tener llagas, cortaduras y ampollas.

- Usar medias y calzado adecuado para personas con diabetes.

- Cortar bien las uñas para evitar que se encarnen.